Desde el 1º de marzo, los deudores de impuestos de Buenos Aires pueden ingresar al nuevo programa de “Inclusión tributaria” de ARBA, que les posibilitará regularizar deudas vencidas al 31 de diciembre de 2013 con beneficios muy importantes para los contribuyentes de menor capacidad económica.
El acceso al plan de pagos, que abarca montos impagos que se encuentren tanto en instancia prejudicial como judicial de los impuestos sobre los Ingresos Brutos, Automotores, Inmobiliario y Sellos, se podrá realizar en forma directa desde Internet.
Si bien el programa de regularización incluye a todas las personas y empresas de la Provincia que tengan deudas impositivas, las mayores bonificaciones, que alcanzan hasta un 50% por pago al contado, regirán para los pequeños contribuyentes que hayan tenido dificultades para afrontar sus obligaciones tributarias.
Además de los descuentos por pago contado, los contribuyentes de menor capacidad económica podrán obtener bonificaciones del 30% por abonar en 3 cuotas o del 10% por hacerlo en 6. También será posible pagar en 12 cuotas sin interés, con un anticipo del 5%, y quienes prefieran suscribir planes a más largo plazo podrán hacerlo abonando la tasa de financiación correspondiente.
Estas ventajas rigen para los deudores de Ingresos Brutos que deban sumas inferiores a $30.000; los de Automotores que tengan vehículos con valuación menor o igual a $90.000; y los de Inmobiliario Urbano Edificado con casas valuadas por el fisco en una suma menor o igual a $150.000. Quienes superen esos límites accederán a menores beneficios.
Una de las particularidades del plan de pagos es que quienes suscriban opciones de largo plazo verán los beneficios recién al final del programa. Es decir que el fisco bonaerense les bonificará las últimas cuotas, a modo de reconocimiento, cuando hayan demostrado efectivamente su voluntad de cumplir.
El Plan estará vigente hasta el 31 de mayo de 2014.

Print Friendly, PDF & Email
Ir a la barra de herramientas